Mantenimiento y Limpieza de Arquetas: por qué es importante y cómo hacerlo

Ago 30, 2021Industrial

Última actualización: 30 de agosto de 2021

La limpieza de arquetas es una tarea de mantenimiento periódico que resulta imprescindible llevar a cabo para evitar males mayores. Las arquetas forman parte de la red de saneamiento de nuestros hogares y de las canalizaciones municipales. Son un elemento que debemos cuidar para evitar que puedan producirse atascos que provoquen daños materiales que acaben suponiendo un alto coste de reparación.

En este artículo vamos a explicar qué es una arqueta, cuál es su función, como realizar un buen mantenimiento y limpieza periódico y qué tipo de maquinaria de desatascos se emplea en la limpieza de arquetas.

*Nota: Nos vamos a centrar en las arquetas de las redes de saneamiento, aunque conviene tener presente que también se emplean arquetas en las redes de agua potable, en las redes de regadío, incluso se utilizan también en las redes de distribución de electricidad y en otros servicios cableados, como son los servicios de telecomunicaciones.

¿qué es una arqueta y para qué sirve?

Las arquetas son depósitos que se utilizan a lo largo de la red de canalizaciones de las viviendas y de la red de alcantarillado municipal. Son un componente básico y principal en cualquier sistema de desagüe, ya sea privado o público.

Su función es la de recibir, enlazar y distribuir las aguas residuales desde unas canalizaciones o tuberías subterráneas, y conducirla hasta otras canalizaciones. Este entramando de tuberías y arquetas conforman la red de saneamiento. Su función es la conducir las aguas residuales hasta los centros de procesamiento y tratamiento de aguas residuales para depurarlas antes de devolverlas de nuevo a los ríos y los mares limpias de contaminantes.

Suelen estar construidas en ladrillo y cemento, en acero o en plástico PVC.

Las arquetas disponen de una tapa superior que permite su registro y a través de la cuál es posible acceder a ellas para llevar a cabo las tareas periódicas de limpieza y vaciado con el objetivo de evitar atascos y malos olores.

Las arquetas suelen estar enterradas y, en el caso de arquetas en viviendas antiguas, no suelen aparecer en los planos de construcción. En estos casos, para la localización de las arquetas para poder acceder a ellas en los trabajos de limpieza periódicos, se suelen emplear sistemas de inspección con cámara TV.

Inspección de tuberías con cámara TV¿Quieres saber más sobre la Inspección de tuberías con cámara TV? Consulta aquí nuestro artículo

¿qué tipos de arquetas existen?

Podemos clasificar las arquetas en distintos tipos según la función que cumplen dentro del sistema de saneamiento:

Arquetas de Paso

Las arquetas de paso son el tipo de arqueta más común. Se encargan de unir dos cañerías. Se emplean sobre todo en los puntos críticos de la red donde pueda haber más posibilidad de atascos.

Arquetas Sifónicas

Son las que se colocan para conectar el sistema de desagües privado a la red pública de alcantarillado. Se ubican en los conductos de salida de viviendas y edificios y su misión es la de evitar que puedan producirse malos olores en la red privada.

Arquetas Separadoras de Grasas

Se ubican a la salida de la red privada y su función es la de retener las grasas de las aguas residuales para que no pasen a la red de alcantarillado municipal. Para evitar colapsos y atascos, es muy importante limpiar periódicamente estas arquetas y eliminar los restos de grasa que se depositan en el fondo.  

Arquetas a Pie de Bajante

Estas arquetas se colocan al pie de las bajantes de aguas pluviales y fecales, generalmente por separado para evitar colapsos en casos de lluvia torrencial. Se colocan para poder registrar el tramo que forma el ángulo recto o codo de la conexión entre la bajante y los conductos horizontales con los que conecta.

Arquetas de Reunión

Son las responsables de recoger todas las aguas residuales de un edificio y conducirlas a la red pública.

Arquetas Sumideros

Este tipo son las que podemos encontrar en los rebordes de las aceras. Su función es la de recoger el agua vertida en las calzadas o la que proviene de las lluvias, para conducirla al sistema de desagüe municipal.

¿Por qué es importante el Mantenimiento y Limpieza de Arquetas?

Mantener en buen estado las arquetas es una tarea principal dentro de los trabajos de desatascos y limpiezas de tuberías o alcantarillado.

Limpieza del Alcantarillado¿Quieres saber más sobre la Limpieza del Alcantarillado? Consulta aquí nuestro artículo

Una limpieza periódica de estos depósitos, evitará que se almacenen residuos y sedimentos más sólidos que acaben provocando colapsos, desbordamientos y atascos.

Las tareas de limpieza y vaciado de arquetas deben ser periódicas y programadas según las necesidades de cada caso particular. No hay que olvidar que pueden existir algunos aspectos estructurales de la red de saneamiento que aconsejen una limpieza de arquetas más frecuente que en otros casos. Valorar cada circunstancia y crear un plan de actuación es la mejor manera de evitar males mayores.

Las principales ventajas y beneficios que ofrece el mantenimiento y limpieza de arquetas son los siguientes:

  • Reduce la probabilidad de atascos e inundaciones. La limpieza y vaciado de arquetas de forma periódica y planificada es un sistema que reduce notablemente la probabilidad de que se produzcan atascos y desbordamientos. Sobre todo, es importante tener en cuenta que un atasco o desbordamiento grave puede suponer un grave inconveniente, no sólo en nuestro hogar, sino en negocios y establecimientos, interrumpiendo su actividad principal.
  • Evita daños estructurales por humedades. Una de las consecuencias principales del desbordamiento de las arquetas, es la presencia de agua en los elementos estructurales de una vivienda o edificio. Estas humedades, pueden ir deteriorando estos componentes, creando grietas en las paredes y pudiendo acabar con el derrumbamiento de un muro o fachada si no se soluciona a tiempo.
  • Previene problemas de malos olores y de higiene. Mantener limpias las arquetas evita que se puedan acumular restos que acaben provocando malos olores e incluso problemas de salud e higiene. No hay que olvidar que los restos y residuos de las aguas fecales acumulan bacterias y microorganismo que pueden resultar perjudiciales para la salud.
  • Previene la proliferación de ratas y de insectos nocivos. La limpieza de arquetas periódica es un método muy eficaz para evitar plagas de roedores e insectos, que pueden crear un grave problema de salud e higiene.
  • Supone un ahorro en costes. Cualquier problema de atasco o desbordamiento de una arqueta supone un daño que, en ocasiones, puede ser complicado de reparar. E incluso requerir la sustitución de elementos estructurales que hayan podido resultar dañados. Todo ello, puede sumar costes que resulten muy superiores a los que implicaría llevar a cabo una limpieza periódica.

¿Qué maquinaria y herramientas se utilizan para Limpiar Arquetas?

La limpieza y desinfección de las arquetas es una tarea que debe realizarse con el equipamiento adecuado para lograr un resultado óptimo y duradero.

Este tipo de trabajos requiere de maquinaria para desatascos específica, como la bomba de succión y la bomba de alta presión. Los equipos combinados de succión e impulsión son perfectos para poder llevar a cabo la limpieza de las arquetas.

Además de estos equipos, será necesario el empleo de otras herramientas manuales, como palas o ganchos, para retirar los residuos más sólidos que se quedan retenidos en las arquetas: papel, cabello, piedras, etc…

¿BUSCA UN EQUIPO DE DESATASCOS?

Consulte nuestro catálogo de vehículos y maquinaria

¿Cómo limpiar y desatascar una Arqueta?

Los pasos a seguir para limpiar una arqueta de aguas residuales nos van a permitir garantizar una limpieza óptima en condiciones de seguridad.

  1. Primero debemos quitar la tapa con cuidado. Al estar cerrada y en contacto con residuos, se van acumulando gases de la materia en descomposición que pueden ser nocivos.
  2. Deben tomarse todas las medidas de seguridad necesarias. Los gases acumulados son sustancias altamente inflamables, y si alguien está fumando cerca puede provocase un incendio.
  3. Una vez abierta la arqueta, vamos a aspirar para retirar los residuos. En primer lugar, aspiraremos con la bomba de succión la capa superficial de grasas. Una vez eliminada por completo, procederemos con la aspiración de lodos y residuos más densos. Para los restos que no puedan ser succionados con la manguera, será necesario emplear una pala o herramienta similar que nos permita retirarlos.
  4. Seguidamente, debemos limpiar bien todas las paredes de la arqueta para eliminar posibles residuos que se hayan quedado adheridos. Para hacerlo, emplearemos la bomba de agua a presión, dirigiendo el chorro de agua a todas las paredes y recovecos. Si existiera algún conducto o canalización conectado a la arqueta que estuviera obstruido, podemos igualmente eliminarlo con agua a presión.
  5. A continuación, aspiramos con la bomba de succión los restos de agua expulsados, hasta dejar un 20% de la capacidad de la arqueta. De esta forma, volverá a funcionar adecuadamente.
  6. Antes de cerrar la tapa, añadiremos un activador de bacterias para lograr una desinfección profunda de todo el interior, evitando la proliferación de bacterias y microorganismos.
  7. Una vez finalizado todo el proceso, debemos cerrar la arqueta y asegurarnos de que la tapa queda completamente encajada y no hay fugas.

En Cisternas Agudo estamos especializados en el diseño y fabricación equipos y vehículos para el sector de los desatascos desde hace más de 40 años. Si está buscando un equipo competitivo y con un alto rendimiento, no dude en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarle.

¿NECESITA MÁS INFORMACIÓN SOBRE NUESTROS VEHÍCULOS?

Nuestro departamento comercial le atenderá para aclarar todas sus dudas

× ¿Podemos ayudarle?